¿Cómo quitar manchas de vino fácilmente?

Parecen imposibles, pero en realidad hay diferentes formas de eliminar una mancha de vino de tus prendas, siempre y cuando actúes con rapidez o conozcas los trucos que hoy te damos en este artículo.

Rabia, mucha rabia. Eso es lo que uno siente cuando nos tiran o nos tiramos una copa de vino encima. Nadie lo hace queriendo, pero todos sabemos lo difíciles que son algunas manchas, entre ellas la del vino, y puede que en alguna ocasión te hayas quedado sin esa prenda que tanto te gustaba, porque tenía una de esas manchas imposibles.

Por eso y porque queremos que la experiencia de disfrutar de un buen vino sea lo más agradable posible, incluso cuando ocurren este tipo de accidentes, hemos recopilado 5 formas diferentes y efectivas para que puedas eliminar una mancha de vino de tus prendas, de manera que puedas seguir utilizándolas por mucho tiempo.

Antes de hacer todo un drama

Lo sabemos: mancharse de vino y según en qué circunstancias, es lo más desagradable que pueda haber, mucho más si la mancha está en una zona que llama la atención de todo el mundo y no puedes salir corriendo a tu casa para limpiar la mancha de inmediato y cambiarte.

Tampoco es cuestión de ponerse a limpiar el sofá o las sillas de casa, mientras tus invitados están en ellas. Así que si te encuentras en cualquiera de estas dos circunstancias te recomendamos que, antes de nada, tengas en cuenta los siguientes puntos:

  • No frotes la prenda. Lo más normal es que nuestra primera reacción sea ir corriendo al baño, mojarla con agua y frotar como si no hubiera un mañana, para ver si de esa manera sale. Pero no, la mancha de vino no sale solo con agua y si frotamos en ese momento, lo único que vamos a conseguir es extender la mancha.
  • Coge una servilleta. O el mejor papel absorbente que tengas en esos momentos a mano. De esta forma, el vino se impregnará lo menos posible en la prenda y será mucho más fácil quitarlo con los remedios que te vamos a dar a continuación, siempre y cuando no lo dejes por días. Solo pon la servilleta o el papel absorbente sobre la zona donde te ha caído el vino y deja que absorba el máximo posible de líquido.
  • Fíjate en la etiqueta de la prenda. Porque esta te indicará si puedes lavar a mano o a máquina esa prenda o si es necesario lavarla en seco. Aunque no puedas actuar en el momento, ya sabes si vas a tener que acudir a una tintorería (sería en el segundo caso) o si puedes hacerlo tú mismo en casa, con productos básicos que todos tenemos a mano en nuestros hogares.
  • Actúa lo antes posible. Aunque como ya hemos dicho hay momentos en los que no puedes salir corriendo, una vez puedas quitarte la prenda y cambiarla por otra, aplica enseguida los consejos que te vamos a dar a continuación. Sabemos que, dependiendo a qué hora llegues a casa, te puede dar mucha pereza, pero es importante no dejar la mancha demasiadas horas si queremos que se elimine por completo.

1. Leche para quitar manchas de vino

Sí, como lo escuchas. La leche te ayuda a eliminar las manchas de vino, porque actúa como un ácido.

¿Cómo quitar manchas de vino con leche? Muy fácil: solo tienes que poner a calentar la leche al fuego en un recipiente. A continuación introduce la prenda manchada en el recipiente con leche y deja que actúe el tiempo necesario, hasta que veas que la mancha se diluye. Cuando esto suceda, retira la prenda y procede a lavarla como lo haces habitualmente.

2. Polvos de talco para eliminar la mancha de vino tinto

Aunque es cierto que es más difícil que tengas polvos de talco en casa o a mano, lo que probablemente sí que tengas es maizena. Elige la opción que mejor te venga, pon una cantidad generosa (tampoco excesiva) sobre la prenda y deja que se seque. Cuando esto suceda, pásale un trapo por encima para retirar el polvo restante y verás que la mancha no ha continuado extendiéndose y se ha absorbido. Después, puedes lavarla con agua y detergente.

3. Sal, el truco más sencillo contra las manchas de vino

Si estás fuera de casa, suele ser el producto que más fácil vas a poder conseguir, sobre todo si estás en un restaurante y en casa de los amigos. En caso de que la puedas conseguir, el proceso es el mismo que con la maizena y los polvos de talco. Es decir, la sal no te ayudará a eliminar la mancha de vino, sino a impedir que se extienda rápidamente por todo el tejido y se agrande. Eso sí, es muy importante que dejes la sal sobre la mancha únicamente el tiempo necesario, ya que si te pasas, la mancha podría fijarse todavía más.

4. Una mancha de vino tinto, con otra de vino blanco se arregla

Por curioso que pueda parecer, los taninos del vino blanco son capaces de absorber las manchas de vino tinto, aunque da bastante pena tener que usar el vino así, en lugar de disfrutarlo en el paladar.

¿Cómo hacerlo? Muy fácil: solo tienes que empapar un trapo limpio o una esponja con vino blanco y aplicar sobre la mancha de vino tinto, dando pequeños golpecitos, hasta dejarla completamente impregnada. Después la metes en la lavadora y debería de salir la prenda como nueva.

5. Limón o vinagre cuando la mancha de vino está seca

Supongamos que se te han pasado las horas volando y que no has podido o se te ha olvidado sacar la mancha de vino tinto cuando hubiera sido el mejor momento. No te preocupes porque todavía te queda una solución: echar un poquito de zumo de limón sobre la mancha o, en su defecto, una mezcla de vinagre y agua (al 50% cada una) y dejar actuar unos minutos sobre la prenda. A continuación limpia en la lavadora.

Como ves, eliminar las manchas de vino no es tan difícil como parece, así que te invitamos a disfrutar de un buen vino sin miedo y en especial si es un Marqués de Atrio, un Valderivero o un Faustino de Rivero.

1 Comment

  1. Mayvi Barrada Molina el octubre 5, 2021 a las 8:05 am

    Gracias, muy útiles, los probaré, los manteles son un desastre tras una copiosa y multitudinaria comida

Deja un comentario