¿Conoces la Senda de los Dinosaurios?

Los amantes del vino ya sabemos que son muchas las razones para visitar La Rioja, que no solo es la tierra del vino por excelencia en nuestro país, sino también un lugar donde empaparse de cultura, gastronomía, naturaleza e historia. En nuestra escapada por La Rioja, podemos incluso conocer lo que acontecía en esta tierra hace más de 100 millones de años, un tiempo en el que la península ibérica estaba habitada por los dinosaurios. Y es que a lo largo de la extensión que abarca la región existen numerosos yacimientos de huellas fosilizadas de dinosaurios que datan del período Cretácico. Son las famosas icnitas, que se cuentan por miles en la comunidad autónoma de La Rioja, agrupadas en numerosos yacimientos. Algunos de estos yacimientos de icnitas de dinosaurios están entre los mejor conservados de nuestro país y también de toda Europa, motivo por el que atraen el interés de investigadores de todo el mundo. Y también constituyen uno de los principales puntos de interés que podemos visitar como parte de nuestro paso por La Rioja. Un ingrediente más con el que enriquecer nuestro viaje de enoturismo por la región, sobre todo si viajamos en familia, con los más pequeños de la casa. 

Huellas fósiles de dinosaurio en Enciso. Autor: Josi

De todos los yacimientos de huellas de dinosaurios que podemos visitar en La Rioja, los de mayor interés, tanto por el volumen de icnitas encontradas, como por su magnífico estado de conservación, son los que se agrupan en los alrededores de Enciso, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, a tan solo 22 kilómetros de Arnedo, en plena Rioja Oriental. La mejor forma de visitarlos es recorriendo, total o parcialmente, la Senda de los Dinosaurios de Enciso. Un trazado circular de unos 6 kilómetros que recorre 7 de estos yacimientos de icnitas, algunos de ellos entre los más importantes de La Rioja, como el yacimiento de la Virgen del Campo, el yacimiento de la Senoba o el yacimiento de icnitas de Valdecillo. Una marcha de dificultad fácil y apta para todas las edades, que nos permitirá descubrir algunas de las marcas de dinosaurios más representativas de entre las más de 1400 icnitas que aún se conservan dentro del término municipal de Enciso.

Hoy conoceremos los principales puntos de interés de esta Senda de los Dinosaurios de Enciso y también veremos algunas actividades adicionales que podemos realizar en los alrededores para complementar nuestra ruta. 

Icnitas de dinosaurio. Autor: Josi

La Senda de los Dinosaurios de Enciso

Como decimos, la Senda de los Dinosaurios de Enciso transcurre a lo largo de unos 6 kilómetros. Se trata de un recorrido que podemos hacer perfectamente a pie, ya que toda la ruta se encuentra muy bien señalizada. Además, en muchos de los yacimientos se han instalado paneles informativos y pasarelas de madera, tanto para facilitar el acceso como para conservar las propias huellas de dinosaurios fosilizadas, evitando una mayor erosión. En los principales yacimientos de la Senda de los Dinosaurios de Enciso encontraremos también magníficas reproducciones de algunos de estos saurios. Modelos en tres dimensiones hechos a escala, en base a los datos obtenidos por los investigadores acerca de los dinosaurios que dieron lugar a estos yacimientos de huellas. En cualquier caso, la mayor parte de la ruta es también accesible en coche, contando con numerosas zonas de aparcamiento a lo largo del camino. Tan solo el yacimiento de Valdecillo nos obligará a acercarnos exclusivamente a pie. 

Iniciaremos nuestro camino en la parte sur del municipio de Enciso. Si venimos en coche desde Arnedo, tendremos que atravesar la localidad de norte a sur y cruzaremos el puente que salva el paso del río Cidacos. Aquí comienzan las dos carreteras que llevan, una, hasta Cornago (LR-286), y la otra, hasta la villa abandonada de Garranzo. Aquí encontraremos un punto de información sobre los caminos que debemos tomar para llegar a cada uno de los 7 yacimientos de icnitas que podremos visitar en esta ruta. Son los siguientes. 

Yacimiento de la Virgen del Campo

Se trata de uno de los yacimientos de icnitas más importantes de toda La Rioja. Accederemos a él a través del camino de la ermita de la Virgen del Campo. Si vamos en coche, encontraremos un aparcamiento al lado del yacimiento. Aquí podremos contemplar más de 500 huellas de dinosaurios fosilizadas: pisadas, marcas de la piel de los saurios y hasta los rastros dejados en la roca por el arrastre de sus colas. Veremos incluso las marcas dejadas por dos dinosaurios en plena pelea, escena que se ha recreado con una reproducción a escala de estos animales. 

Recreación de una posible pelea entre un dinosaurio carnívoro y un hervidor en el yacimiento de la Virgen del Campo en Enciso. Autor: Josi

Yacimiento de la Senoba

Es uno de los yacimientos que primero se empezaron a investigar en los alrededores de Enciso. Lo encontraremos en la continuación del camino que nos lleva hasta Garranzo, a poco más de dos kilómetros desde el yacimiento anterior. Aquí encontraremos otras 130 nuevas icnitas, entre ellas, algunas huellas fosilizadas de ornitópodos y terópodos. 

Yacimiento de Valdecillo

El de Valdecillo posiblemente sea el yacimiento más atractivo para el visitante no experto, ya que en él encontramos huellas especialmente bien conservadas y muy fácilmente reconocibles. Para llegar a él recorreremos 2 kilómetros desde el inicio de nuestra ruta, tomando en este caso la carretera que lleva a Cornago. Aquí encontraremos icnitas dejadas por terópodos, iguanodones, saurópodos, tarbosaurios, braquiosaurios y muchas otras que los científicos aún tienen por determinar. Este yacimiento destaca también por la cantidad de reproducciones a escala de dinosaurios que podremos ver, entre ellas, las de una familia de iguanodones o la de un enorme braquiosaurio. 

Yacimiento Icnitas 3

Continuando por la carretera, a unos 5 kilómetros de Enciso, encontraremos este nuevo yacimiento que reúne 4 rastros de dinosaurios carnívoros diferentes, entre los que se reparten 21 huellas fosilizadas de saurios. 

Yacimiento de Villar-Poyales

Algo más adelante encontraremos este otro yacimiento con hasta 84 icnitas más. Entre ellas, unas huellas pertenecientes a un dinosaurio del que nunca antes se había tenido pista y, por ello, denominado como Theroplantigrada encisensis en alusión a la ubicación de estas huellas. Se trata de un dinosaurio carnívoro que caminaba a dos patas. Su principal peculiaridad es que era un animal plantígrado, o sea, que caminaba apoyando toda la planta del pie, a diferencia de la mayoría del resto de los dinosaurios, que lo hacían apoyándose únicamente sobre las puntas de los dedos. De la observación de estas huellas también puede deducirse que el animal contaba con membranas interdigitales, lo que indica que estaba especialmente adaptado para el movimiento en el medio acuático. 

Yacimiento de Navalsaz

A unos 8 kilómetros desde el inicio de la carretera hacia Cornago nos topamos con este otro yacimiento de Navalsaz. En él podremos observar hasta 138 huellas de dinosaurios más. Entre ellas, numerosas pisadas de ornitópodos y una de las huellas más grandes de iguanodón más grandes de España. 

Yacimiento de la Cuesta de Andorra

Para llegar a este último yacimiento deberemos dejar la carretera LR-286 hacia Cornago y desviarnos por un sendero. Siguiéndolo a lo largo de unos 600 metros, alcanzaremos este nuevo punto de interés paleontológico en el que descubriremos otras 21 huellas más pertenecientes a un dinosaurio herbívoro del género ornitópodo iguanodón. Destacan por su gran tamaño y por su nivel de detalle, que permite la identificación de todos los dedos del animal e incluso de las almohadillas sobre las que repartía su peso al caminar.  

Otros puntos de interés cerca de la Senda de los Dinosaurios de Enciso

Para completar esta inmersión en la era de los dinosaurios sin salir de La Rioja, no podemos dejar de visitar el Centro Paleontológico de Enciso y el Barranco Perdido. En el primero de ellos, en pleno municipio de Enciso, podremos aprender un poco más sobre todo lo que tiene que ver con la formación de las icnitas y sobre los dinosaurios que las dejaron. Una visita especialmente indicada para realizar justo antes de comenzar la Senda de los Dinosaurios, a modo de calentamiento para despertar el interés de los más pequeños. En cuanto al Barranco Perdido, se trata del parque de paleoaventura de La Rioja. Un lugar donde seguir aprendiendo sobre los dinosaurios desde un enfoque más lúdico y pensado para el público infantil. Aquí los niños podrán jugar a ser auténticos paleontólogos, remojarse en la Playa Cretácica, o disfrutar de actividades como la tirolina o los puentes tibetanos en el circuito multiaventura del parque. 

Y por último, recordaremos que Enciso y su Senda de los Dinosaurios están a poco más de 20 kilómetros de Arnedo. Uno de los principales puntos de interés enológico y turístico dentro de La Rioja.  Aquí podremos visitar la centenaria Bodega de Faustino Rivero Ulecia y participar de su propuesta de experiencias de enoturismo. Y un lugar ideal, también, para alojarnos y establecer nuestro campamento base, desde donde visitar los principales atractivos de la región de Rioja Oriental.