Qué es la vinoterapia y cuáles son sus beneficios

Desde el origen de la humanidad, al vino se le han atribuido numerosas propiedades medicinales y terapéuticas. Sumerios, egipcios, fenicios, chinos…, son innumerables los pueblos que le han dado usos tan diversos como el de estimulante del apetito, cicatrizante, antiséptico, antiinflamatorio, somnífero, anestésico y hasta desinfectante. En la Grecia Clásica se asociaba con la inmortalidad y en Roma las mujeres utilizaban mascarillas faciales, fabricadas con las semillas y el hollejo de las uvas, para prevenir la aparición de arrugas. Durante la Edad Media, también fue utilizado como producto químico para combatir la peste y en la curación de heridas e infecciones de la piel. Actualmente son cada día más las personas que se adentran en el apasionante mundo del vino buscando aprovechar al máximo todos sus aspectos terapéuticos y curativos. Y es cada día los tratamientos y productos cosméticos basados en las propiedades beneficiosas de la uva están más demandados. Es por eso que en este artículo queremos explicarte qué es la vinoterapia y cuáles son sus beneficios.

¿Qué es la vinoterapia?

Las terapias con vino se vienen practicando desde hace milenios. Se han encontrado menciones acerca de las propiedades cosméticas de la uva en los papiros egipcios, y ya en la Edad Media se mezclaba el vino con hierbas medicinales con fines curativos. Pero la vinoterapia tal y como la conocemos hoy en día surge hace menos de 30 años en Burdeos, donde los precursores Matilde Cathiard y Bertrand Thomas fundaron, en 1995, la primera empresa de productos para el cuidado de la piel basados en las propiedades de la uva, y en 1999 el primer spa dedicado a la vinoterapia: Les Sources de Caudalie.  Su terapia original, consistente en una exfoliación con uva machacada, semillas y pieles, un baño en tina de vino, la cata de una copa y un masaje relajante con aceite de semilla de uva, se ha convertido en el modelo de este tipo de tratamientos.

Como podemos ver, la vinoterapia sería entonces una técnica terapéutica que permite aprovechar las propiedades antioxidantes de la uva y el vino para mejorar nuestra salud, cuidar nuestro aspecto y retrasar el envejecimiento. Este tipo de tratamientos suelen estar compuestos de una sesión de hidromasaje, que se lleva a cabo en cubas llenas de agua termal, con toques de vinos tintos varietales como Chianti, Lambrusco, Cabernet o Merlot, y otra sesión de masajes con vino caliente y extractos de semillas, para la que se utilizan distintos tipos de uva, mostos, vinos y aceites derivados de esta fruta maravillosa. Los tratamientos faciales se realizan de manera independiente, ya que suelen requerir una sesión completa al incluir una limpieza con exfoliación, masajes faciales y mascarillas hidratantes y reafirmantes, todo hecho con productos naturales derivados de la uva.

Beneficios de la vinoterapia

Las uvas son antioxidantes, ricas en vitaminas y minerales, y bajas en calorías. Su pulpa rebosa agua, oligoelementos y sales minerales. Su piel y sus pepitas contienen polifenoles, ideales para la lucha contra el envejecimiento. Todas estas propiedades, aplicadas a la vinoterapia, producen beneficios como la desintoxicación de la piel y la regeneración celular, el fortalecimiento de las paredes de venas y arterias, y la reparación del colágeno. Asimismo, las terapias con vino y derivados de la uva favorecen la circulación y la acción antibacteriana, y ayudan a rebajar la presión arterial. El poder antioxidante de la uva hace que, después de la terapia, la piel se sienta profundamente hidratada, luminosa y elástica. Todos estos beneficios constatados han convertido a este tipo de tratamientos en un recurso más contra el envejecimiento. 

Vinoterapia y turismo por La Rioja

Así, tanto si estás pensando probar esta nueva forma de experimentar la cultura del vino y sus beneficios como si, simplemente, eres un apasionado de las aguas termales, nosotros lo que te proponemos es que vengas a descubrir uno de los tesoros escondidos en el corazón de La Rioja Oriental. En Arnedillo, apenas a 60 kilómetros de Logroño, se encuentra el balneario Termaeuropa, un auténtico paraíso de aguas medicinales. Inaugurado en 1847, los siete manantiales que brotan de su subsuelo, a temperaturas que oscilan entre los 48 y los 52,2 grados son ideales para el tratamiento de enfermedades como la artritis, el reumatismo, la bronquitis crónica, la artrosis o el estrés, como podrás comprobar si lo visitas.

Y si, después de un relajante masaje con vinoterapia en el balneario de Arnedillo, te apetece hacer un poco de enoturismo, puedes acercarte hasta Arnedo, apenas a 10 minutos en coche, y visitar nuestras Bodegas Faustino Rivero Ulecia, que cuentan con más de 120 años de historia. En tu visita te enseñaremos de primera mano el proceso de elaboración de nuestros vinos, disfrutarás de varias catas comentadas con vinos de diferentes denominaciones y podrás pasar una velada inolvidable en la terraza de nuestro WineBar. Puedes consultar todas nuestras ofertas aquí

Y ahora, ¿no te animas a regalarte una sesión de vinoterapia?

Deja un comentario