Los mejores regalos para el Día del Padre

Protectores, exigentes, comprensivos, testarudos, sabios…, nuestros padres están presentes en los episodios más importantes de nuestra vida. Son ellos los que nos enseñan a dar los primeros pasos, a decir nuestras primeras palabras, a superar nuestras primeras decepciones. Desde que aparecemos en este hermoso y extraño planeta, permanecen junto a nosotros, apoyándonos tanto en nuestros éxitos como en nuestros fracasos, siempre con una palabra de aliento en la boca, desviviéndose constantemente por nuestro bienestar y aportándonos esa dosis de experiencia y sensatez que tanto necesitamos en muchas etapas de la vida. Es por eso que, ahora que ya se acerca el Día del Padre, tenemos una nueva oportunidad de demostrarles todo el agradecimiento y cariño que sentimos hacia ellos, y qué mejor que hacerlo con un regalo. Y es por eso también que, para celebrar un día tan significativo, podrás encontrar todos nuestros vinos con una rebaja de un 20 % en nuestra tienda online, utilizando en tu compra el código DIADELPADRE.

Ahora bien, cada año se nos plantea la misma pregunta: ¿qué regalo podría sorprenderlo? Ya lo hemos probado todo y no parece que otro monedero, una nueva corbata (quizás esta vez de un color un poco menos chillón) o la tan recurrida colonia vayan a causar el efecto que esperamos. Para que esto no te vuelva a ocurrir y no sientas que tu regalo acabará olvidado una vez más en el cajón de objetos inservibles de tu progenitor, te ofrecemos un abanico de propuestas de regalos para el Día del Padre que confiamos te puedan ayudar. Y, como sabemos también que cada padre es un mundo, queremos hacerlo de manera que, sea cual sea la personalidad del tuyo, encuentres el regalo que mejor represente el afecto que sientes por él. Tampoco deberás preocuparte si no puedes gastarte mucho dinero ya que nuestras propuestas abarcan todos los rangos de precios.

Comencemos.

Los mejores regalos para el Día del padre

Regalos para los que se apasionan con los pequeños detalles

Amantes de la vida para los que el mayor placer reside en disfrutar de las cosas sencillas, solos o en compañía: el aroma que desprende un buen vino, la lectura de un libro apasionante o el disfrute de una buena comida en casa. ¿Se puede pedir más?

  • Enoturismo: Una forma diferente de disfrutar del vino que, literalmente, involucra todos nuestros sentidos. Desde percibir los diferentes olores que desprende una bodega centenaria, palpar la textura de maderas ancestrales, observar la exuberancia verdecobre de los viñedos al atardecer o escuchar atentamente la naturaleza mientras paladeamos extasiados alguno de los mejores vinos del mundo. Por eso, si quieres hacer un regalo realmente especial, no dudes en traerte a tu padre a visitar Arnedo, hacer una parada en nuestra bodega Faustino Rivero Ulecia, uno de los grupos bodegueros con más tradición e historia de La Rioja, y realizar alguna de nuestras visitas guiadas, en las que podréis empaparos del encanto de nuestra bodega y degustar una cata de vinos muy especial.
  • Una botella de vino: ¿Y qué mejor regalo para un amante de las cosas buenas de la vida que alguno de nuestros deliciosos vinos? Recuerda que, por ser esta una ocasión especial, podrás adquirir todos los vinos de nuestra tienda online con un 20 % de descuento. Vinos con cuerpo, intensos, equilibrados. Vinos ideales para disfrutar en familia. Porque, aunque corroboramos las palabras del escritor de nuestro Siglo de Oro Mateo Alemán: “No hay palabra ni pincel que llegue a manifestar amor de padre”, a nosotros nos gustaría añadir: “No hay palabra ni pincel que llegue a manifestar uno solo de los vinos del Grupo Bodeguero Marqués del Atrio”.
  • Un curso de cocina: Tu padre está hecho un auténtico cocinillas de los que se pasan el día entre fogones experimentando con nuevos sabores. ¿Por qué no le regalas un curso de cocina? Los hay para principiantes y expertos, especializados en arroces, pastas o repostería, y también aquellos que recorren las diferentes cocinas del mundo, desde la tailandesa a la peruana. Si ya encima te atrevieses a cocinar con él, la diversión está asegurada.

Regalos para aventureros natos

Si a tu padre le van las emociones fuertes o es uno de esos aventureros empedernidos que los fines de semana se escapan al monte, navaja suiza en mano, y que no se pierden ni una sola de las reposiciones televisivas de Rambo o Indiana Jones, no te faltan las opciones para disfrutar junto a él de un día inolvidable. Aquí te proponemos algunas:

  • Un paseo en globo: Sabemos que hay personas tan apegadas a la tierra que no podrían despegar los pies del suelo ni por un instante. Pero si a tu padre no le asustan las alturas, quizás no estaría mal verlo disfrutar de algunos de los paisajes más hermosos de nuestro país a vista de pájaro. ¿Tú qué opinas?
  • Un curso de conducción con coches espectaculares: Son muchos años ya viendo cómo cada domingo tu padre abandona la mesa sin haber terminado de comer para no perderse ni un instante de la carrera de F1. ¿No crees que le encantaría poder conducir alguna vez uno de esos coches con los que muchos soñamos? Desde aprender a controlar la derrapada con un coche de rally hasta conducir un Ferrari, un Porsche o un Lamborghini (incluso un F1) en un circuito de carreras, las opciones de este tipo de experiencias son amplias y abarcan muchos rangos de precio.

Regalos para padres que se cuidan (y para los que deberían cuidarse más)

Si tu papá es como una de esas lagartijas que no pueden estarse quietas ni un instante o uno de esos perezosos a los que les cuesta moverse del sofá, deberías echarle un ojo a estas propuestas:

  • Una pulsera inteligente para propiciar la actividad física: Las pulseras de actividad se han convertido en uno de los dispositivos tecnológicos más solicitados ya que, además de ayudarnos a ponernos en forma, no requieren de un gran desembolso económico. Sus principales funciones tienen que ver con la salud y el deporte. Con una en la muñeca, tu padre podrá contar sus pasos, registrar distintos tipos de ejercicios, medir su pulso cardiaco y calcular la distancia que recorre y las calorías que consume. Algunas, además, incluyen GPS y tienen una función que te ayuda a gestionar tus horas de sueño, ofreciéndote pautas para descansar más y mejor.
  • Una sesión de vinoterapia: La vinoterapia es una técnica terapéutica que permite aprovechar las propiedades antioxidantes y curativas de la uva y el vino para mejorar nuestra salud, cuidar nuestro aspecto y retrasar el envejecimiento. Actualmente, existe incluso toda una gama de productos para el cuidado del hombre, hecha con extracto de uva.

Para padres tecnológicos

Si tu padre es de los que se vuelven locos con cualquier invento nuevo, aquí tienes algunas ideas originales: 

  • Un sistema de preservación del vino: A los amantes del vino y la tecnología seguro que les encantará este sistema de preservación con el que se puede abrir la botella sin sacar el corcho. ¿Cómo es esto posible? Pues perforando el corcho con una fina aguja de teflón que permite servir el vino a la vez que inyecta un gas noble (argón) que presuriza la botella evitando que así penetre el oxígeno y perjudique la calidad del vino, lo que le facilitará a tu padre guardar la botella durante semanas sin que se le estropee.
  • Un libro electrónico: Puede que tu padre sea un manitas con el ordenador o la videoconsola, pero a la hora de viajar es de los que se lleva una maleta entera repleta de libros. Quizás es porque aún no le has dicho que en uno solo de estos dispositivos puede almacenar más de 10000 libros y que, además, están específicamente diseñados para hacer la lectura lo más placentera posible.

Y, por último, algo que seguro será especial para todos los padres

Ya para finalizar, nos gustaría proponerte un regalo que estamos seguros hará las delicias de tu progenitor, (más incluso que una botella de cualquiera de nuestros vinos) y que, además, no te va a suponer ningún coste económico: Tu presencia. Porque pocas cosas hay tan agradables en la vida como reencontrarnos con nuestros seres queridos y disfrutar de ese placer intangible compuesto de momentos y conversaciones que son las que forjan nuestros mejores recuerdos. Así que, después de pasar un día inolvidable con nuestro padre, por qué no abrirle nuestro corazón y, como el mítico cantante brasileño Roberto Carlos, decirle, con nuestro más sincero cariño: “Mi querido, mi viejo, mi amigo”.

Deja un comentario