Los mejores pinchos riojanos que puedes encontrar en Logroño

¿Tienes tiempo libre para viajar por España y conocer lo mejor de la gastronomía nacional? Pues estás en el sitio perfecto. A continuación vamos a proponerte una escapada culinaria perfecta’ a una de las ciudades más emblemáticas del país para disfrutar de todos sus placeres gastronómicos: Logroño.

Cuando pensamos en La Rioja, rápidamente nos viene a la mente la calidad de sus vinos con Denominación de Origen Calificada y prestigio internacional. Pero la realidad va mucho más allá, pues nosotros sabemos bien que los riojanos viven intensamente su ciudad y disfrutan tapeando en los bares maridando los fantásticos vinos Rioja con deliciosos pinchos. Este legado culinario se ha convertido en una seña de identidad de una localidad acogedora con sus visitantes, atraídos por conocer su cultura y recorrer sus locales para degustar los mejores pinchos en Logroño. 

Conoce la gastronomía típica de Logroño

Estratégicamente situada en la margen derecha del río Ebro, Logroño se abastece de las mejores huertas de la región y conserva elaboraciones tradicionales a base de productos estrella como los pimientos o los champiñones. Entre los platos y pinchos más míticos de Logroño destacan las patatas a la riojana (con chorizo y pimiento choricero), la menestra de verduras, el pisto o los ajetes tiernos. También son típicas las borrajas, las alcachofas o los espárragos.

Para los más carnívoros existen opciones como el patorrillo, los callos o la moraga (la matanza de cerdo de toda la vida), aunque no hay que olvidar los quesos y embutidos o los pescados con elaboraciones a la riojana, el toque especial de la región.

Los guisos, tanto de carne como de pescado, son el escaparate gastronómico de la zona con elaboraciones estrella más que recomendables como las pochas con codornices a base de alubia blanca, la fritada (de pollo o bacalao), el bonito con tomate o sus famosos asados al sarmiento.

Dónde probar los mejores pinchos de Logroño

La calle más conocida de la capital riojana para ir de pinchos es, sin duda, la Calle Laurel. Ubicada en el corazón de la ciudad, muy cerca de la Plaza del Espolón, esta calle de tapas en Logroño recibe el legado histórico de siglos -es lugar de paso del Camino de Santiago- pues allí se servían vinos de la tierra acompañados de raciones de embutido o quesos. Con los años, la Laurel se ha convertido en el punto de encuentro idóneo para tomar el aperitivo y disfrutar de las mejores tapas de La Rioja. En ella podrás encontrar pinchos convencionales como los típicos champiñones riojanos, los cojonudos, el matrimonio o las patatas a la riojana, además de sabrosas opciones para vegetarianos, celíacos o veganos.

La vida en la calle es la protagonista de este paseo de trasiego constante y ambiente continuo que traslada su ambiente a los pasajes aledaños: Albornoz, San Agustín y Travesía del Laurel. El conjunto de todas ellas se conoce como la “Senda de los Elefantes” porque dicen que si visitas todas las tabernas es bastante probable que acabes trompa y a cuatro patas. Bromas aparte, una cosa está muy clara y es que los bares y restaurantes del corazón de Logroño son un referente a nivel gastronómico y enológico debido a su variada oferta y excelente relación calidad precio.

Aquí encontrarás los mejores pinchos de Logroño

Tapear o salir de pinchos es una actividad muy habitual en toda La Rioja, y Logroño no iba a ser una excepción.  A continuación compartimos contigo algunas de las tapas más populares que puedes encontrar en esta ruta culinaria por el centro de la capital.

  • En la Calle Laurel se encuentran bares famosos como El Soriano, la catedral de los champis, una sencilla tapa a base de pan con champiñones a la plancha decorados con una pequeña gamba y regados por una salsa secreta que te encantará.
  • En el Bar Calderas sirven unas piparras en tempura que se deshacen en la boca y unos deliciosos torreznos que maridan genial con un vino blanco. Además, mientras disfrutas de su sabor auténtico o del bocata de calamares puedes leer los refranes que encontrarás escritos en sus paredes.
  • También en la Laurel se encuentra el Bar Tío Agus, donde preparan su pincho estrella, que comparte nombre con el establecimiento. El pincho Tío Agus es un bollito de pan caliente relleno de cerdo adobado y bañado de una salsa secreta conocida como Damiana. Puedes maridar esta propuesta de carne con una copa de vino Rioja Marqués del Atrio Crianza que va muy bien también con embutidos y quesos semicurados.
  • Si te gustan los pinchos auténticos y deliciosos, no dudes en visitar el Bar Cid. Se trata de un espacio que lleva abierto desde 1983 donde las setas son las reinas indiscutibles. La tapa más popular son sus setas a la plancha con la salsa secreta de la abuela.
  • Si nos permites un consejo, prueba el bonito encebollado, los pimientos rellenos o el morro de cerdo frito que preparan en Bar Charly. 
  • También es famoso por su orejita de cerdo rebozada El Perchas, un bar de parada recomendada junto con el Blanco y Negro, donde cocinan un curioso matrimonio de boquerones y otras opciones marinas como los pinchos de bonito o el bacalao ahumado.
  • Con más de un siglo a sus espaldas, el Bar Jubera es conocido por sus patatas bravas, con o sin picante.
  • También de toda la vida, el Bar Villa Rica es especialista en preparar sus populares “zapatillas” a base de jamón serrano, tomate, pan payés y aceite de oliva.
  • Aunque existen diversos establecimientos para degustar algunos de los mejores pinchos Logroño, no olvides pasarte por el Bar Sebas para probar sus tortillas de patatas o disfrutar de los cojonudos del Bar Donosti y las hamburguesitas o el secreto ibérico de la Taberna del Tío Blas.

Habrás comprobado la variedad de pinchos de Logroño para tapear y degustar; uno de los principales reclamos de una ciudad tan acogedora y viva como esta. En definitiva, un lugar para visitar y disfrutar. Porque siempre nos quedará la excusa de volver para conocer nuevas tapas o saborear una vez más de las que más nos han gustado, ¿no crees?