Cómo acertar a la hora de pedir un vino

¿Qué vino pedimos? Esta puede ser una pregunta recurrente y seguro que alguna vez te has sentido perdido y desorientado a la hora de pedir un vino en un bar o restaurante. Si te decides por una copa o una botella de vino, te enfrentarás a una amplia oferta de variedades, denominaciones de origen, bodegas y precios. ¡Te damos algunos consejos para no fallar en la elección!

Mira la carta

Lo primero que haremos será revisar la oferta de vinos y decidir qué referencia nos apetece más. Tras este primer contacto estableceremos cuánto queremos gastarnos y qué referencias están incluidas en esta horquilla.

No tengas miedo en preguntar

Dicen que de sabios es preguntar, así que no te dejes intimidar y confía en el conocimiento y el saber hacer de los profesionales. Comenta con el camarero o el sumiller tus gustos y preferencias, seguro que te recomendarán aquel que mejor se adapte a tus preferencias.

Con qué lo vamos a acompañar

Hasta nosotros hacemos recomendaciones para disfrutar de nuestros vinos, pero no te agobies por el maridaje. Es cierto que este es un aspecto a tener en cuenta para potenciar las cualidades organolépticas tanto del vino como de los alimentos, pero tampoco es decisivo a la hora de elegir un vino u otro. No te obligues a seguir las normas de tinto-carne, blanco-pescado, sólo son recomendaciones. ¡Siéntete libre de combinar todas las posibilidades gastronómicas!

Como ves, elegir un vino en un bar o en un restaurante no es complicado. Los filtros sólo los pones tú, lo realmente importante es disfrutarlo y hacerlo